jueves, 22 de enero de 2009


Pudimos un día
adelantar pies viajeros
y cruzar manos de sueños
allí a lo lejos,
y el espacio fue creado.

Pudimos un día
contar lo que hicimos
imaginar lo que no hicimos,
y el tiempo fue creado.

Pudimos un día
con palabras ajustadas
soñar lo indecible,
y el poema fue creado.

Ya hemos transgredido
todas las mentira permisibles.
¿Hay algo más
antes de nosotros mismos?

Ficción somos
y en ficción nos convertiremos.