domingo, 4 de enero de 2009

De la mentira
al fracaso
solo hay un camino
el triunfo