jueves, 22 de enero de 2009

El gobernante


El gobernante
ha dicho tantas cosas
en longevos discursos
en prolongados escritos
que sólo nos queda
imaginar lo que no dijo
alentar el impulso de lo no dicho
disculpar por erratas o malentendidos
y asentir a lo no comprendido,
e incluso
si algo equivocado manifestó
pensar que fueron secretarios
o sus detractores equivocados
los culpables de la infamia.

No sabemos
lo que quiso decir
pero no importa
el embrujo estaba ahí
y desde la distancia
no pagamos por la estancia.

Ya caminamos tranquilos
por la senda marcada.

Si hubiera sido un poeta
....algo difícil de imaginar
nada hubiéramos creído