lunes, 19 de enero de 2009

la luz
tiene una arista oscura
que se toca
con los labios del amor.
Únicamente con ellos.

El último suicida
lo intento
con las uñas de los pies.
Todavía ríe
de forma permanente
en una locura sin fin