viernes, 24 de diciembre de 2010

Visita inesperada

Has llegado
has mostrado tu aliento
de viento helado
y los manteles han olvidado
la arquitectura sencilla
de las discusiones
en las tardes de lluvia

Y el llanto
ha quedado extendido
inerte y nocturno
en el vientre de los lagartos

Y los cuerpos
han mirado sus orillas
a la espera conforme
de volar en sus manos

Y los espejos
en las salas giratorias
han buscado tu semblante
que vuela ya
plegado y recogido pulcramente
en las maletas del silencio

Tras las ventanas
la geometría de las naranjas
busca barcos vacíos
y capitanes voluntarios
en próximas tormentas

la vida
es un deseo
siempre en saldo
Nada más