miércoles, 15 de diciembre de 2010

HISTORIA DEL VIENTO

Yo quisiera un día
escribir la historia del viento
el ser más huidizo jamás conocido.

Nos hablaría sin duda
de los promesas de los amantes
de los patíbulos bien dispuestos
tras las lenguas corrompidas de los politicos
y de la dedicación de la pobreza
en los días sin esperanza.

De las tumbas más coloridas
su hedor oculto
y la memoria de cierto olvido
nada nos contaría.

Y de la superficie fría
en las estatuas de la plazas conocidas
nada queremos saber

Pero hay un viento primario
que recorre páramos y desiertos
y canta sin descanso
en los labios del silencio
ese amargo compañero de la verdad
o enloquece sin freno
en la figuras imaginarias de la palabra
esa maldita presunción
de cierto conocimiento

Sólo el movimiento
supuesto eslabón de la mentira
triunfa en su ausencia
sobre la sombra de este pájaro endiablado