martes, 20 de septiembre de 2011

Palabras animadas

Estoy vivo
en la indagación del archipiélago
de ciertas palabras animadas

Y quiero
soñar siempre
en la mirada infantil
y fugaz
de la mujer enamorada
y observar con culpa
el movimiento acompasado
en las branquias del deseo

No importa.
Nos besaremos en las pastelerías
y nos tocaremos largamente
en los ríncones húmedos de las catedrales
mientras las bicicletas recuerdan el verano
y los niños duermen
algunos sueños sin propietario

La usura
y sus cuellos bien planchados
nos han olvidado
y el mundo gira
con la afinidad de las bestias
en la plenitud de los mercados