viernes, 26 de noviembre de 2010

Administración de la pobreza

Las serpientes
de lengua bífida
y pensamiento único
han surcado
los aceites insolubles
de las arenas más tristes.

Y los más viejos
siguen excitados
ante las huellas de lo posible
mientras la lenta agonía
de la administración de la pobreza
toca los guantes inmaculados
de la mentira.

Se cuagulan las manos
en la dureza de los cartílagos
mientras los sueños
buscan iglesias y milagros
en las sombras enfermas del corazón.

La eternidad
ha muerto ya
y hay un clamor descompuesto
de amor de pago
en las habitaciones desaparecidas