sábado, 30 de octubre de 2010

Silencio, se rueda

Hay un silencio entero
sin quebranto posible

Tal vez
dibujado en los espacios siderales
o en el abismo impensable de las tumbas.
Todo puede ser.

En la forma maniquea del poema
artilugio en agonía permanente
aparece en el borde de la palabra
en el llanto conocido del signo
y en la sucesión sin destino
de la mentira mejor vestida.

Es un animal indomable
amenazado e huidizo
entre mandíbulas en movimiento
y latas de conserva
en los vertederos de la riqueza

Desesperadamente inútil
se lanzan rutas invisibles
- versos en crecimiento -
para este pájaro sin esperanza
en las habitaciones oscuras
de las noches invernales