martes, 19 de octubre de 2010

la última frontera

la luz
es ya un liquido insano
que soporta lo peores deseos
y juega sin descanso
con las arenas más finas
de la pobreza en uso.

Sólo la noche
puede curar tanto delirio