lunes, 26 de abril de 2010

Cópulas de anfibios

Las babas de las ranas
en sus cópulas interminables
de anfibios inconscientes
y los trémulos pensamientos
de los financieros enloquecidos
tras la mirada culpable
de las últimas ganancias,
nada tienen que ver.

Ya ven.
Los tratados de hidráulica
las últimas corrientes filosóficas
y las noticias de los gobernantes
no han podido explicar
si todo lo que se desborda
llega a parte alguna.
Al soliloquio acelerado
del cerebro en combustión
o a la glándula sexual desconocida
todavía virgen y salvaje
de toda pastilla solución.

O si se disuelve beatíficamente
en los urinarios populares
de las fiestas de los pueblos.

En esta historia de sumideros
desagües y misterios
no hemos encontrado los canales
tubos y compuertas
que nos marquen dirección alguna.

Pero las manzanas
y la teoría de la gravedad
nos indican sin pasión alguna
que todo cae y se disuelve
sin rumbo en la madre tierra

Amen