lunes, 13 de julio de 2009

Tal vez


Yo
y el cruce melancólico de tus piernas
pocas deudas tenemos.

Tal vez
el pronóstico del sexo
en una tarde de invierno
o la eterna caída
a ningún lado
del amor sin causa.

Tal vez,
sólo sea un desvarío
del corazón.

Tal vez.