martes, 28 de julio de 2009

Como siempre


Como siempre
he bajado torpe y sin rumbbo
al sabor de tus senos
al sueño abierto
del cruce de tus piernas,
a la melodía de curvas en movimiento
del final de tu espalda.

Y en tus ojos
me he visto
pequeño y próximo
esperado y liviano,
como siempre.