domingo, 4 de mayo de 2008

El cotidiano excepcional

lo cotidiano tiene un sabor dulce
como de todo aquello bueno y malo
que se olvida manana
como si el futuro permanente
nos llevase pacientemente
los defectos y virtudes
las palabras desechables
y el recuerdo sacrilego
de un sexo inacabado

no es baladi lo cotidiano
se mira como una presuncion
de nosotros mismos
un retrato mediocre
a veces huhmillante
de la vida a cada paso

no has hecho nada importante hoy
pregunta incansable la ansiedad de nuestro tiempo
y se maquilla la imaginacion
y nos llenamos de importancias sin lucro

a excepcion de locuras para llenar la historia
de los medios un dia sin pasion
lo cotidiano tiene una arquitectura compleja
de sentimientos hechos vivencia
y de vivencias sin corazon
de ardiles y lenguas maquilladas
y de nosotros mismos convertidos
en guarida del desamparo.