lunes, 29 de diciembre de 2014

.

De muchos
solo me queda la ceniza húmeda
de la envidia
y la presunción
de su inestimable caída
anunciada siempre