miércoles, 17 de septiembre de 2014

.

Sólo queda
en cierta inconsciencia
la mueca imperturbable del tiempo.

Y la palabra
marioneta entretenida en la boca sin risa
de todo esto que llamamos vida.