domingo, 22 de junio de 2014

Siempre es junio

Siempre es junio
en la tormenta de tu sonrisa
y yo permanezco intacto y cautivo
tras las cortinas del tiempo,
ese lapso inaplazable del pasado.

En otro lapsus
miro las ventanas de los hospitales
y la sonrisa de sus jardines
y la impenetrable mirada de dios
en las cornisas iluminadas

Las calles
y su ruido de pasos se ha olvidado
y los pantanales del futuro
hablan de viejas palabras
y deseos animados diestramente
en los árboles de la juventud.

Todo esta escrito
en las planillas arborescentes
de tu mirada
y yo permanezco asombrado
entre las pandillas salvajes
de los hombres.

Bien esta
que la vida
amanezca todos los días.


Nota. a J