lunes, 7 de enero de 2013

Inclemencia

Perdona mujer
pero quiero informarte
que eres toda una inclemencia
no atmosférica, claro
más bien otra cosa

Llegas
y te desbaratas en mil mentes
y te repartes en todos los rincones
y nos arrastras a nosotros
como si fuéramos números enteros
ordenados al azar

Pero somos
números fraccionarios
y nos descomponemos rápidamente
como huevos en una sartén

La cocina y la vida
siempre tienen algo en común