domingo, 11 de octubre de 2009

Impacto


La piedra escrita
ha caído sorpresivamente
sobre el asfalto
sobre sus baldosas ordenadas
sobre el sedimento húmedo
del deseo bien importado.

El impacto ha creado
fonemas acertijos tildes
y preguntas huérfanas
de cualquier respuesta.

Se han dañado
algunas medias articuladas
de última generación
y los libros de poemas
se han lanzado de los estantes más pulcros
abiertos y desmelenados
en posición paritoria.

Los palacios episcopales
y las casas de gobierno
han desmontado eventos
anulado las agendas del día
y las últimas lluvias
llevan un sabor ceniciento
que lo anega todo.

Sólo el poeta
ha conservado su propia muerte
como un mensajero imperial
perdido sin consuelo
en un cruce de caminos