lunes, 22 de diciembre de 2008

cuerpo vacío

Hay una memoria ausente
en el cuerpo vacío de vida

Todo quedo atrás
el baile sencillo del sexo
el caramelo de una sonrisa afrutada
o el pliegue osuro
de la luz de uno mismo
en el espejo.

Los muebles de la vida
estandartes triunfantes
de todo lo que fue
vuelan ya insensibles
en el viento del olvido

Un polvo invitado
nos enseña que nada permanece
ni la permanencia imaginada
dioses clasicos sin sueño.

El tiempo
quedo adelante
como un plano infinito
sin dueño ni aliento