sábado, 14 de marzo de 2015

Baluarte

Veo la decadencia del invierno
y las mutilaciones permanentes
de los hombres perdedores
en los festines de la victoria.

Hay miradas de niños
entre las basuras humanitarias
de las próximas guerras,
y fotogramas de vida efímera
alumbrando las hogueras del mundo.

Nada ha cambiado
aunque todo este en movimiento.

Últimamente
desde los patios de la locura
solo confío en el azar
como mano invisible
teatro en función permanente
del dios único
y sus libros de piedra.

Y la palabra
baluarte de la duda.