jueves, 31 de julio de 2014

Calor intenso

Hace calor
y las ideas se desplazan lentamente
hacia el rojo ascendente
de las peores guerras.

Ya no sentimos
percibimos muy cerca
el tacto aceitoso de la sangre
y el miedo, cuidando calladamente
los poros de la piel.

Y los fetos
que ya no bailan
en las paredes oscuras uterinas
de ningún futuro en desarrollo

Siempre volvemos
al minuto inicial de la tribu
con posturas y gritos
de la próxima desaparición
de otros desconocidos