lunes, 15 de abril de 2013

Muchas veces

Muchas veces, lo importante
es lo que no vemos, ni hablamos

el parpadeo nervioso de la palabra
el baile de unas manos en desacuerdo ellas mismas
el cruze de las piernas de una mujer
en un intento de trueque incalculable
o simplemente
un sudor hormonal
en el viaje vertical de un ascensor

Muchas veces
las palabras permanecen bajo los manteles
y un baile endiablado de pájaros y mentiras
llenan la atmósfera delimitada
en una procesión de labios bien adoctrinados

Solo cierta inutilidad
resalta al fondo de la sala
además de todo

2 comentarios:

Sergio Rioja dijo...

ese todo y esa nada

alberto jimenez dijo...

Y no solo ese todo
sino la inutilidad de ese todo
saludos