viernes, 1 de marzo de 2013

La agresión del verbo

Ni la agresión del verbo
transición hacia alguna parte
ni la apariencia del adjetivo
es poesía

La poesía es una mutación
es un vivir en frontera
es un contra lenguaje.
Verdad acertada
de que nada es percibido realmente
de que la memoria es una telaraña
llena de olvidos
y que todo circula mansamente
en una evocación permanente

Esta artefacto olvidado muchas veces
plantea modelos desconocidos
ciertas químicas incompresibles
y una sensación prematura
de abismo conocido

Hay una tensión en todo esto
casi mística
adherida a los cuerpos
que vacía conductas
y provoca deslizamientos al rojo
en los huecos de la desaparición

Como el guardián
que sale furtivo de la fortaleza
en la noche mas oscura
otea el horizonte tras la primera loma
e imagina enemigos muy cerca
escapados en otra loma

Piensa
en hombres de igual a igual
con la misma sequedad en la boca
de horror aprendido

Y los castillos
allí a lo lejos