viernes, 8 de febrero de 2013

Caballo sin jinete

Siempre es presente
y algo anochece
transpira ligeramente
tras las cortinas inmaculadas
de los hospitales

Siempre pienso
que el pensamiento
ese cierto permiso
para entender casi todo
excepto a nosotros mismos
es un caballo sin jinete
posando atrevidamente
en las playas de la locura

A veces mira el mar
se siente marinero
trocea cierta humedad invitada
y entierra en la arena
alguna verdad cocinada
en los fuegos de la historia

Más tarde
veo cierta soledad
y tantas y tantas palabras
flotando naúfragas
en los labios del mar